Enero 17, 2019

Somos personas ante todo

Somos personas ante todo

Alguien me comentó que las personas tenemos los mismos miedos y sueños y que el servicio al cliente debe ser entendido como tal. Hago esta introducción porque un buen amigo me hizo saber, que una exitosa empresa esta realizando la inducción a sus nuevos integrantes recordando que todos en esencia somos iguales.

La pregunta sería de esta manera, porque no nos tratamos como personas cuando estamos cumpliendo el rol de empleados o clientes?. ¿Que nos falta para entender que todos tenemos los mismos derechos?.

Mi humilde experiencia me dice que preguntando y escuchando a nuestros clientes y empleados, tendremos una mejor visión de lo que debemos hacer para mejorar el servicio que brindamos. ¿Esta en todos los libros?. Si, no es nada nuevo. Y además tenemos algunos ejemplos dignos de imitar.

En una oportunidad ingresé a un local finalizado mi día de trabajo, y contra todo pronóstico, recibí un afectuoso saludo que no esperaba. ¿Cómo me sentí?. Primero, un idiota, y segundo, muy bien.

Definitivamente ahí si saben que todos somos seres humanos y también que tenemos días buenos y días malos. No lo dudo.

Hace varios años me invitaron a un restaurante muy especial que estaba ubicado al borde del río. Me percaté, en primera instancia, que podía tener una experiencia digna para contar. Un amable señor con un elegante uniforme, nos dio la bienvenida. Acto seguido, nos llevaron a una mesa especialmente preparada para tres personas, muy elegante por cierto.

Mientras eso sucedía, escuchaba a Barry White como fondo musical. Magia, no?.

Luego, un atento mozo de color nos recomendó algunos platos y todo fue de realmente de maravilla. Muy buen servicio, exquisito almuerzo y espectacular ambientación.

¿A que viene todo esto?. Los empleados de aquel restaurante habían estado en la cárcel por daños menores y una empresa les extendió la mano luego de los trámites pertinentes. Todos ellos tienen alojamiento, alimentación y todo lo que necesita una persona para volver a rehacer su vida. Estoy seguro que cualquiera de nosotros actuaríamos de igual manera si tenemos una oportunidad de esta naturaleza.

¿Por qué?. Sencillamente por tener los mismos miedos y sueños.

Si esto aún no queda claro, vayamos a explorar algunos países de la región y tendremos los mismos resultados. Al fin, a todos nos agrada ser bien atendidos.